Buenas noches:

Volveré con el piano que solloza,
las nocturnas escalas de Chopin,
con la lenta agonía de las cosas
que no saben morir.

Con todo lo romántico, que inmola
este mundo cruel que me destroza,
a tu lado estaré cuando estés solo,
como una sombra más junto a tu sombra.

Feliz descanso.