Buenas noches:

Tú, amigo,
eres esa perla
sin pulir
que regalas el brillo,
inmaculado de tu ser
sereno,
dejando que tu luz
arrope a los tuyos…

Mientras el mar,
que nace en tus ojos,
da vida a cada rincón
de tu casa.

Esa que abrazas
evitando tempestades,
con tu Galeón
en el que eres capitán,
aunque el timón
sea cosa de Ella.

Tú, amigo,
sigue regalando brillo,
que tu luz
nos arrope a todos.

Feliz descanso y mucho ánimo.