Buenas noches:

Voy a componer un ballet,
para tus glóbulos,
los rojos y los blancos.

Cuando caiga el telón,
te tomaré el pulso,
y veré si el esfuerzo,
a merecido la pena.

Feliz descanso.