Soñaba danzar a la luz de la luna,
bailar la danza del amor
bajo el manso fuego,
cual cisne blanco.

Baila en su estanque dorado,
danzar, como la sirena danza a todas horas,
al son que mandan las olas.

Soñaba tanto en el cielo,
que quiso morir de tristeza,
quiso morir de dolor,
al no saberse bailarina.

Feliz descanso.