Buenas tardes:

En esta vida,no podemos renunciar a lo que somos y lo que queremos, por » quince monedas de oro «, como ha hecho Pedro Duque en el congreso.

A este personajillo, siempre le he admirado por su valentía y sapiencia, es más me he sentido muy orgullosa de que fuera español, pero al aceptar el ministerio de manos de Sánchez, comenzó a caerseme los palos del sombraje, al ver, que su vida era pura ficción y contradicción.

Pero lo que ha terminado de revolverme las entrañas, ha sido pedir perdón por mencionar una frase de W. Curchill.

¡ Que más quisieras tú….llegarle a las suelas de sus zapatos !.

Esta preciosa frase la escribió W. Curchill.

» Nunca se rindan, nunca cedan, nunca, nunca, nunca, en nada grande o pequeño, nunca cedan salvo por las convicciones del honor y el buen sentido. Nunca cedan a la fuerza; nunca cedan al aparentemente abrumador poderío del enemigo»

Feliz tarde.