Cuando estás triste,
y el mundo parece
oscuro y vacío,
esa amistad eterna
levanta tu ánimo
y hace que ese mundo
oscuro y vacío,
de repente parezca
brillante y pleno.

Tu amistad eterna te ayuda,
en los momentos difíciles,
tristes, y de gran confusión.

Si te alejas,
tu amistad eterna te sigue,
si pierdes el camino,
tu amistad eterna,
te guía y te alegra.

Feliz tarde y mucho ánimo.