Hay que danzar,
la danza de la vida,
en verdad que,
no es aburrida.

A veces es de bajada
y otras de subida,
verdad, que a veces se sufre
y otras son de alegría.

Feliz tarde y mucho ánimo.