Buenas tardes:

La bailarina del futuro será aquella, cuyo cuerpo y alma hayan crecido tan armoniosamente juntas, que el lenguaje natural del alma se habrá convertido en el movimiento de su cuerpo.
La bailarina no pertenecerá entonces a nación alguna… sino a la humanidad.