Buenas tardes:

Llevo el mar en mis manos,
sus aguas se me vierten sin enredos
dejándome al pasar, la piel salada.
en los cauces abiertos de mis dedos.