BUENAS TARDES:

Cada rosa gentil ayer nacida,
cada aurora que apunta entre sonrojos,
dejan mi alma en el éxtasis sumida…

¡Nunca se cansan de mirar mis ojos
el perpetuo milagro de la vida!

Amado Nervio