Buenas tardes:

Vagué por los rincones de la memoria,
tratando de mantenerte viva,
y en cada encrucijada,
retumbaban los lamentos de mi alma sola.