Buenas tardes: Eres el cuadro, que nunca aprendí a pintar y la meta que nunca quise alcanzar.