Buenas tardes:

El pasado no sé va, le gusta jugar
y se esconde en los libros,
en la música, en las calles,
e incluso en el baile.