Buenas tardes:

Te busco en los mismos lugares,
en los mismos sueños,
a la hora de siempre…
y no te encuentro.

Alguien ha escondido,
las horas tras los minutos
y donde antes había encuentros,
donde brotaban los recuerdos,
allí donde dormían los sueños,
ahora sólo hay arena.

Ese polvo del tiempo,
que cae sobre la vida,
para esconder sus huellas…
entre la nada.