Buenas tardes:

De esa dulce locura que me embriaga
y me sumerge en mis más locos deseos.
escalar al árbol de la vida y probar sus placeres

En la mañana joven,
no escuches más la voz de la sabiduría,
solo tu corazón latir contra el mío.

Frenesí de vida,
amar locamente
en el rocío,
un momento,
de frenesí de amor.