Buenas tardes:

Mi amigo el sol bajó a la tierra,
a repartir su alegría entre todos,
bajó y en todas las casas,
entró y alegró los rostros.

Avivó las miradas de los hombres
y prendió sonrisas en sus labios,
y las mujeres enhebraron,
hilos de luz en sus dedos.