Buenos días:

¿ Quien no ha sentido vanidad alguna vez en su vida ?,
Es condición humana sentirla, cualquier halago o cualquier cosa que nos de reconocimiento, hace que aparezca una pizca de vanidad, ahora bien, si la vanidad se hospeda en el ser humano de forma persistente, se puede convertir en estupidez, es bueno recordar la famosa frase de San Vicente Ferrer:
» La vanidad va y viene, lo malo es cuando se detiene. «

Feliz Sábado.