Buenos días:

Venid amigos,
no es tarde para buscar un mundo nuevo,
pues sueño con navegar más allá del crepúsculo
y, aunque ya no tengamos la fuerza que antaño movió cielos y tierra,
somos lo que somos:

Un mismo temple de corazones heroicos debilitados por el tiempo,
pero voluntariosos para luchar,
buscar y encontrar y no rendirse.

Feliz Domingo.