Buenos días:

Del charlatan, aprendi a callar,
Del intolerante, aprendi a ser indulgente
y del malévolo a tratar a los demás, con amabilidad.

Y por curioso que parezca,
no sento ninguna gratitud,
hacia esos ” maestros ”

Feliz Martes.