Buenos días:

Hoy es un día muy triste para todos los españoles, por la tozudez de unos enajenados mentales, que quieren romper la España democrática, de la que disfrutamos todos, incluidos ellos.

La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes.

Esperemos por el bien de todos los españoles, que de una manera u otra, hoy se asienten la sensatez y las leyes democráticas en Cataluña.

Me es difícil desearos » feliz día «, porque no lo es aunque queramos.