Buenos días:

Déjame ser tu viajera personal,
toma mi mano, hay mucho por recorrer,
fundamos en el camino nuestro abstracto
y naveguemos el sinfín.

Déjame ser tu viajera personal,
sincerando nuestro núcleo,
permitamos el afecto mutuo,
oponiendo disputa alguna.

Déjame ser tu viajera personal,
visitemos ese denso bosque de pasión,
no te preocupes si oscurece,
aferro tu mano, no la soltaré. …

Feliz Miércoles Santo