Los gallegos decidían ayer si la deriva independentista tenía continuidad con el PSOE como comodín, para facilitar las escisiones contra España y sumarlas a la estrategia con Cataluña y el País Vasco.

Pero Galicia ha votado mayoritariamente por un PP que revalida mayoría absoluta y deja en evidencia el descontento popular con un Pedro Sánchez al descubierto en sus muchas traiciones y una inepta Yolanda Díaz que ha trepado al gobierno de España sin tener nunca la confianza de sus paisanos.

El zorro Pontón se quedó con las ganas de pactar con Sánchez otro precio de traición.

ÑTV España