De entrada quiero decir, tengo que decir y digo, que, en mi criterio,  la «Operación Tamames» que VOX ha puesto en marcha  para presentar su segunda  moción de censura contra el traidor  Presidente  Pedro Sánchez y Pérez-Castejón  (el bisnieto del general franquista Antonio Castejón Espinosa), es un acierto pleno, que puede acabar siendo lo que fue aquella que presentó el PSOE, con Felipe y Guerra  a la cabeza en 1980.

Y digo de entrada, porque ahora quiero exponer mis razones y ratificar mi aplauso.

En primer lugar, cosa ya de por sí curiosa, es que en cuanto escribí el título «Operación Tamames»  se  me vinieron a la cabeza otras dos «operaciones»: la que pasó a la historia como «Operación Barbarroja» (es decir, la invasión nazi de Rusia en 1941) y la «Operación Overlod  » (o sea, la invasión aliada de Normandía con el fin de acabar con Hitler, en 1944).

En segundo lugar pensé en eso  del «viejo» Tamames, (ya que así le están llamando los columnistas y tertulianos demócratas de toda la vida)  ¿»Viejo» sólo por su edad? ¿ Y Fidel Castro, el líder comunista cubano que murió en el Poder a sus 90 años no era viejo? ¿Y Adenauer, con sus 90? ¿Y de Gaulle?… Fidel se pasaba 5 o 9 horas hablando  en público y no se cansaba (y la Izquierda española aplaudía sin acusar por los años). ¿Y no es más cierto que el presidente de los Estados Unidos, Franklin D, Roosevelt, gobernó  los últimos años  desde una silla de ruedas?

No, atacan a don Ramón Tamames no por su edad, sino por haberse decidido a poner su nombre y su prestigio al lado del de Vox y codo con codo con Santiago Abascal. Por eso hay que aplaudir la «Operación Tamames». Por la valentía de ambos, por tener los cataplines necesarios para hacer lo que ellos decidan y no lo que les autoricen las Izquierdas.

Pero, también se me viene a la cabeza el espléndido discurso de Felipe González el día que  subió a la tribuna del Congreso de los  Diputados para defender su » Moción de Censura » contra Adolfo Suárez, que ya llevaba 4 años en la Moncloa y tenía la mayoría asegurada  con los votos comprados a los nacionalistas, separatistas e independentistas. Sobre todo estas palabras:

“Yo sé que voy a perder, pero es una obligación moral del Jefe de la Oposición decirle al pueblo español que el Gobierno Sánchez está arruinando España”

  Bien, pues ahora les voy a dar las razones de mi voto favorable a la Moción de VOX.

  • El tiempo de exposición. Fundamental para conseguir el objetivo final, porque de acuerdo con la normativa fijada en el Artículo 113 de la Constitución vigente los dos oradores que intervienen en representación del Partido que presenta la Moción (uno para defenderla y otro para exponer y defender el programa de Gobierno en caso de superar y ganar la Moción) tendrán “sin limitación de tiempo” alguna para desde la tribuna de oradores señalar sus críticas al Gobierno y sus razones para presentar la Moción. Ojo, y al decir “sin limitación de tiempo” hay que resaltar que la Presidenta del Congreso no podrá retirar la palabra antes de que el orador dé por acabado su discurso.

Lo que quiere decir que el señor Abascal (que será el que defienda la Moción) lo mismo que hizo en otra ocasión leyendo la lista de los asesinados por ETA, en este caso podría leer y enumerar UNO a UNO los casos y las personas que han sido condenadas por corrupción de los Partidos que integran el Gobierno.

Lo que quiere decir que el señor Abascal podría leer y enumerar las subvenciones que los Gobiernos del PSOE han otorgado durante su Gobierno y especialmente a la LGTBIQ+ (y el discurso podría ser de la duración de uno de Fidel Castro de 5 o 9 horas)… Y las mil tropelías y barrabasadas que ha cometido y está cometiendo. Especialmente la entrega de Cataluña a los independentistas y Navarra al País Vasco.

  • Los contenidos. Es importante deslindar que la defensa de la Moción tiene dos partes bien diferenciadas, así figura en la Constitución, Artículo 113 que dice:

“A tenor del artículo 177.1 del Reglamento del Congreso, el debate de la censura se  basa en un primer turno de defensa de la moción por uno de los diputados firmantes de la misma, sin limitación de tiempo, seguido de la intervención del candidato propuesto, también sin limitación de tiempo, a efectos de exponer el programa político del Gobierno que se pretende formar”

O sea, que se marca una Primera Parte para que un miembro de los Diputados firmantes de la Moción suba a las Tribunas a defender el contenido de su texto (en este caso será don Santiago Abascal, como Presidente de VOX, pero podría ser otro) y sin tiempo limitado, como ya hemos dicho.

Naturalmente la justificación de la Moción no puede ser otra que una crítica razonada de lo mal que lo ha hecho o lo está haciendo el Gobierno censurado. No tiene por qué mencionar su programa político si no lo ve interesante.

Y una Segunda Parte, que le corresponde al candidato propuesto (también sin limitación de tiempo) para presidir el Gobierno en el caso de que la Moción fuese aprobada por Mayoría Absoluta (176 en primera votación) o en una Simple (en segunda).

¿Y cuál podrá ser el programa de Gobierno del Presidente Tamames en representación de VOX?

Naturalmente, eso solo lo sabrá él y su almohada o sus almohadas…

Pero, yo, en mi humilde visión de la situación, me atrevería a seguir la pauta de aquel famoso discurso que Shakespeare le hace decir a Marco Antonio para defender a César sin atacar a sus asesinos.

  • — Si yo llegase a la Moncloa no haría lo que ha hecho usted, señor Sánchez: por ejemplo, yo no haría lo que usted ha hecho con los presupuestos, yo haría…

Por ejemplo, yo no haría lo que usted ha hecho con los fondos europeos, yo haría esto…..

Por ejemplo, yo no haría lo que usted ha hecho con los autónomos, yo haría esto…

Por ejemplo, yo no haría lo que usted está haciendo con la agricultura, ni la ganadería, yo haría esto….

Por ejemplo, yo no haría lo que usted está haciendo con las pensiones, yo haría esto…

Y así hasta que a los señores Diputados y al pueblo español entero les quedase claro lo mal que usted lo ha hecho y lo viene haciendo y lo más grave: QUE USTED NO SABE HACER OTRA COSA… y sobre todo hacerles ver que hay otra política económica, empresarial y financiera, que será la que nosotros llevemos a la práctica si ganásemos esta Moción de Censura.

Del posible Discurso del candidato propuesto, don Ramón Tamames, hablaremos mañana.

Julio Merino (ÑTV España)