Las declaraciones de la Ministra socialista son de cárcel, porque pedir que se entreguen Ceuta y Melilla a Marruecos es atentar contra la sagrada Unidad de España.
El Rey y los Ejércitos deben hablar.

Por su máximo interés y su máxima gravedad reproducimos, recogidos del digital “Voz Populi”, las declaraciones completas que doña María Antonia Trujillo, Ministra de la Vivienda con Rodríguez Zapatero, ha hecho a un periódico marroquí sobre el futuro de Ceuta y Melilla.
Para ella España debe devolver Ceuta y Melilla a Marruecos y eso sería romper la Unidad de España, ya que sería tanto como pedir que se entregasen al moro Granada y Córdoba, por ejemplo.
“María Antonia Trujillo, quien dirigiera la cartera de Vivienda en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, insiste en la necesidad de que España reconsidere su posición sobre Ceuta y Melilla. En una entrevista concedida a un medio alauí, sugiere que “es el momento” de que el Gobierno español estudie un cambio de postura sobre ambas ciudades autónomas, a las que ya se refirió como “vestigios del pasado” y “afrenta a la integridad territorial de Marruecos”. Ahora plantea a Pedro Sánchez que, al igual que hizo con el Sáhara occidental, se abra a negociar un nuevo estatus para los enclaves españoles ubicados al norte de África.

 “Si España cambia su posición tradicional sobre el Sáhara marroquí, ¿por qué no puede cambiar su posición sobre Ceuta, Melilla y las Islas Chafarinas?”, plantea Trujillo en declaraciones publicadas por alalam.ma y que ella misma compartió en sus redes sociales.

Ha llegado el momento -incide la exministra-. Ya no es posible mirar en la dirección contraria, Marruecos ha reclamado estas tierras en numerosas ocasiones hasta el día de hoy, en todos los foros internacionales y nacionales, y por múltiples actores”.

En este sentido, María Antonia Trujillo evoca diferentes hitos relacionados con las reivindicaciones de soberanía de Marruecos sobre los territorios ubicados en el norte de África, desde la conversación entre el rey Hassan II y Franco en 1963 hasta la actualidad: “No debo olvidar que hay, en España, no pocas voces que apoyan la devolución de los puertos de Ceuta, Melilla y las islas Chafarinas a Marruecos”.

La exministra del Gobierno de Zapatero califica la entrada en España de Brahim Ghali, líder del Frente Polisario -acontecimiento que a la postre desembocó en una fractura diplomática entre Madrid y Rabat- como un “histórico error”, pero aplaude el posterior reconocimiento por parte de Pedro Sánchez del plan de soberanía de Marruecos sobre el Sáhara occidental.

Cabe recordar que, a partir de ese giro asumido por Moncloa, España y Marruecos han abierto una nueva fase en sus relaciones bilaterales, que se plasmarán en la próxima Reunión de Alto Nivel que se celebrará en territorio alauí, donde se abordarán asuntos diplomáticos, comerciales y de seguridad, entre otros.

Polémicas declaraciones

Trujillo asegura que en España hay un gran “desconocimiento” hacia Marruecos, al que define como “país soberano e independiente […] a pesar de la historia de ocupación y colonialismo”: “Hoy en España no hay una forma pedagógica de explicar la realidad de lo que está pasando en el Sáhara marroquí”. Y añade: “El reconocimiento de la marroquinidad del Sáhara por parte de España no fue un error”.

La exministra de Vivienda -quien también ocupo el cargo de consejera de Educación en la embajada española en Marruecos entre 2018 y mayo de 2022- ya manifestó su posición sobre las relaciones entre Madrid y Rabat en relación con Ceuta y Melilla, en unas declaraciones que suscitaron una honda polémica en septiembre del año pasado. En esas fechas, Trujillo definió a ambas ciudades autónomas como “vestigios del pasado que interfieren en la independencia económica y política de este país y en las buenas relaciones entre los dos países”.

El Gobierno de Pedro Sánchez se desmarcó rápidamente de sus declaraciones, afirmando que se trataba de “una opinión personal”, que tanto Ceuta como Melilla forman parte del territorio español y que el Ejecutivo siempre defendería la “integridad territorial” del país.

Los Gobiernos de ambas ciudades autónomas no tardaron en declarar a Trujillo como persona non grata, mientras que los dirigentes del PSOE en estas localidades aseguraron que “ningún socialista está de acuerdo con las declaraciones de la exministra”.

Pese a toda la polémica, Trujillo mantuvo firmes sus declaraciones un mes más tarde en una nueva intervención pública: “La libertad de expresión e información está más amparada en Marruecos que en España”, arremetió la exministra.

En esas mismas fechas, el reino alauí envió una carta a la ONU en la que aseguraba que Marruecos no tiene “fronteras terrestres” con España, insinuando que la soberanía de Ceuta y Melilla debía caer en el país de Mohamed VI”.

Julio Merino (ÑTV España)

Categorizado en:

Política,

Última Actualización: 13/06/2024

Etiquetado en:

, ,