Buenas noches:

Bajo la tabla de abedul clavada al piso,
he hallado tu imagen de otros tiempos
y un no sé qué de tu mirada tierna,
me ha hecho esclava de amor,
en extraño sortilegio.

Feliz descanso.