Las cosas que mueren jamás resucitan,
las cosas que mueren no tornan jamás.

¡ Se quiebran los vasos y el vidrio que queda
es polvo por siempre y por siempre será !

Cuando los capullos caen de la rama
dos veces seguidas no florecerán…

¡ Las flores tronchadas por el viento impío
se agotan por siempre, por siempre jamás !

¡ Los días que fueron, los días perdidos,
los días inertes ya no volverán !

¡ Qué tristes las horas que se desgranaron.
bajo el aletazo de la soledad !

Alfonsina Storni

Feliz descanso.