Quisiera enredarme entre hilos de luz,
escapar de esta tiniebla fría
que me persigue donde voy.

Quisiera hundirme en la piel del cielo,
descubrir que a veces es bueno
sentir un absurdo temor.

Feliz descanso.