Buenas tardes:

Sólo hacen falta cuatro acordes, para despertar la emoción y dar rienda suelta a la pasión.