Buenas tardes:

Si pudiéramos mirar en el corazón del otro y entender los desafíos a los que cada uno se enfrenta a diario, seguramente nos trataríamos, los unos a los otros con más gentileza, paciencia, tolerancia y amor.