Buenas tardes:

Cuida mucho tus palabras, pues de ellas dependen muchas veces, la felicidad, la desgracia, la paz o la guerra.