Buenas tardes:

Sonámbula, mudada en lo que odia,
sigue danzando sin saberse ajena,
sus muecas aventando y recogiendo,
jadeadora de nuestro jadeo,
cortando el aire, que no la refresca,
única y torbellino, vil y pura.