Buenas tardes:

Las cosas que mueren jamás resucitan,
las cosas que mueren no tornan jamás.

Los días que fueron, los días perdidos,
los días inertes ya no volverán.

Qué tristes las horas que se desgranaron
bajo el aletazo de la soledad.