Buenas tardes:

Es probable que no lleguemos a nuestro destino si nos detenemos a arrojar piedras a cada perro que nos ladra.

Winston Churchill