FLAMENCO

Rocío de la noche refréscame la mañana,

que me sienta feliz enormemente dichosa

de la tierra que ama, traiga canción hermosa,

haga sonar guitarra crujir de verde manzana.

 

Marcando el ritmo los tacones en el tablao

vibrantes castañuelas hacen sonar las manos,

es la alegre cordialidad de los gitanos

felicidad de quien siempre ha cantao y bailao.

Mirian Rincón Ursaneta