Buenas tardes:

Hay días que quisiera correr,
huir bien lejos,
escapar de este planeta,
de seres ciegos y muertos.

Dejar de ser presencia,
diluirme en el viento,
dejar atrás los problemas
como un mal sueño.

Pero la maldita materia,
me amara a la solidez de suelo,
sin dar la mas mínima tregua,
a este agotado cuerpo.