Buenos días:

Si consigo evitar que un corazón se rompa,
no habré vivido en vano.

Si consigo aliviar el dolor de una vida, calmar una pena,
o tan sólo que vuelva el zorzal desvalido a su nido,
no habré vivido en vano.

Quien hace algo para ayudar sincera y gratuitamente a los demás,
no ha vivido en vano.

Vive en vano,
solamente aquel que se cierra, estéril, en su egoísmo.

Feliz Miércoles.