Buenos días:

Aprendí, que las historias no se escriben solas, que necesitan de las palabras, para que se empiece a escribir.

Que no todas empiezan con » Había una vez «, ni terminan con un » Felices para siempre «, que algunas jamás pasan del prólogo, que » adiós » no significa, el punto final.

Que hay unas que las terminas de escribir con lágrimas y las vuelves a leer y te das cuenta de que otra vez, te harán llorar.

Que la historia comienza con un sueño y por lo tanto, jamás debemos dejar de soñar.

Feliz Miércoles.