Buenos días:

Soy mucho más, que un momento,
yo desafío al tiempo cada instante,
ayuno las penas, no son alimento,
soy eternidad, con un buen semblante.

No exijo nada, dandolo todo,
no temo admitir, si cometo errores,
se puede decir todo, sabiendo el modo,
no soy de venganza, ni rencores.

Amo como la intensidad del fuego,
manantial de sabores frescos,
sé pedir lo que deseo, sin ruego,
piso la tierra y vuelo los cielos.

Feliz Sábado.