Buenas tardes:

Soledad,
soledad del río
soledad,
tus brazos oscuros,
buscando los míos
soledad,
soledad del agua
soledad,
y al borde tus labios
de tierra y de fragua,
soledad, soledad, soledad, soledad.

Rafaél de León