Buenas tardes:

Dame un punto cardinal y exacto,
para cruzar el umbral hacia tus brazos,
desde este lado se apolillan los deseos
y junto a ti sé que la vida me espera.