Buenas tardes:

No intentes cambiar a nadie, limítate a iluminar, porque es tu luz la que invita a tu prójimo a cambiar, que en estos tiempos extraños en que elegiste volver, tu tarea, compañero, no es otra, que la de ” ser “.