Buenas tardes:

En el estanque del día,
se han mojado tus palabras.

El «no» sin eco posible
de tu voz embalsamada,
se está muriendo de frío,
en los cristales del agua.

Rafael de León