Buenos días:

Comencemos la semana, con algo de humor, que tanto necesitamos, para aguantar las estupideces de la mayoría de los políticos.

» Soy tu semana laboral y me voy a hacer más larga, que la Lista de Schindler.»

Feliz semana.