Buenas tardes:

Los oledores de tragedias,
están por todas partes,
por todos lados,
se levantan por la mañana
y empiezan a encontrar las cosas mal.

Y se sumergen
en la rabia,
una rabia que dura hasta,
que se van a la cama.