Buenas noches:

Hoy bailé con la soledad,
nos tomamos de las manos
y luego nos abrazamos.

Al compás de la canción,
sonaban nuestros pasos,
mientras que los corazones,
seguían con sus contracciones.

Hoy en el día pensé en ella,
sin esperar danzar,
hoy en el día creí,
perderlo todo,
pero llegó la noche
y me arrulló como una niña.

Feliz descanso.