Buenas tardes:

¿ Qué tal si deliramos por un ratito,
qué tal si clavamos los ojos,
más allá de la infamia,
para adivinar otro mundo posible…?