Buenas tardes:

Como bailarina
sigue bailando,
incluso dentro de las zapatillas,
los pies están sangrando.

La fuerza y la belleza de la bailarina
que en el escenario encanta,
nadie sabe el dolor de la niña,
que a sus ojos baila alegre.

Sus dedos ya casi se rompen,
el público deslumbrado,
por la ligereza de sus pasos,
la bailarina es admirada.

Pobre niña después del espectáculo,
cuando puede quitarse las zapatillas,
llorar …

Regresa al escenario
por qué el espectáculo…
el espectáculo tiene que continuar…