Buenos días:

Oh lluvia no me apartes de tu suerte,
vuelve a caer de arriba dulcemente
aunque esta sea tu segunda vida,
devuélvele a la tierra su hermosura.

Su alegría, su amor, su olor bien grato…
y ella te premiara a ti con besos,
con beber de tu fuente en lo secreto
y amarte aunque sea solo un rato.

Feliz Domingo.