Buenos días:

Baila, baila como la seda al viento,
suavemente, armoniosa y bella.
déjate llevar por la naturaleza.

Muévete,
como lo hacen las ramas del árbol,
en un día de tormenta.
se mi sol, mi arco íris mi ilusión.

Estremécete,
ponte sobre la punta de tus pies
y trata de tocar el cielo, alto, muy alto.

Baila mientras suene la música,
porque la vida es corta y uno
nunca sabe cuando ella,
va a dejar de tocar.

Feliz fin de semana.