Buenos días:

Al llegar la madrugada
y a la luz de un nuevo día,
las estrellas se adormecen,
para dejar a su paso,
el calor acogedor
el sol en el horizonte.

Al llegar la madrugada
y a través de la ventana,
se escapan nuestros temores,
dejando entrar a su paso,
el calor de un nuevo amor,
forjado durante la noche.

Feliz Domingo.